LA ÚLTIMA PIEDRA DE UN RODAJE

Sí, se ha rodado la última escena, qué bien ha sonado ese último “corten, lo tenemos” y después los cariñosos aplausos agradeciéndonos mutuamente que todos hayamos dado lo mejor de nosotros mismos para llegar donde estaba previsto.

         Ahora analizas todo lo que hay detrás de ese final, aquellas largas sesiones pensando cada una de las etapas necesarias:  el guion, los encuentros con la productora, las negociaciones de financiación, el equipo técnico y directivo, los castings, emplazamientos, coordinación de fechas y horarios, el rodaje, etc., y decidir, decidir, decidir.

Cuánto camino y cuántas emociones en todo el trayecto.

         Hoy, de nuevo volvemos a empezar con una etapa más: la postproducción, de la que ya hablaremos en otra entrega.

          Y esas mariposas en la barriga, como cuando te enamoras porque, en realidad, sin amor, sin pasión, nada sería posible en este oficio (bueno, ni en ningún otro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *